Saltar al contenido principal

¿Por qué los sitios eriazos deben pagar contribuciones y derechos de aseo?